la importancia de los polinizadores

Escrito por :
Melissa Sanabia Salas
Licenciada en Biología

¡Hola! Yo soy Melissa Sanabia y es un placer compartir un poquito de mi aprendizaje con ustedes. Me presento, el año 2019 egresé de la carrera en Biología, y aunque aún no me siento Bióloga porque hay TANTO que aprender, he podido disfrutar del privilegio de hacer ciencia. He logrado apreciar la ciencia desde una perspectiva diferente, reconociéndola como la magnífica exploración y descubrimiento a las maravillas que la naturaleza nos esconde. Desde pequeña me he interesado por encontrar los milagros que hay en los simples detalles, como disfrutar de un paisaje perfumado a tierra mojada; observar un atardecer rojizo y ardiente cambiando a color morado pastel, en cuestión de minutos; aprender de la gran disciplina con la que trabajan las hormigas, ayudándose entre sí a cumplir con su misión… Y pudiera escribir tantos párrafos de lo que me gusta aprender y disfrutar, pero hoy quiero enfocarme en un simple tema: La asombrosa relación de una planta con su polinizador. Así espero hacerte saber un cachito de la gran importancia que tienen las flores y lo polinizadores en nuestro jardín.

 

El mundo de la botánica se divide en dos grandes grupos: las plantas sin flores (Gimnospermas) y las plantas con flores (Angiospermas); hoy quiero platicarte sobre plantas que si tienen flores. ¿Alguna vez te has preguntado para qué sirven las flores? además de adornar el jardín y regalarnos un hermoso aroma, éstas son indispensables para que tú y yo podamos vivir tranquilos hoy. La manzana que talvez te comiste hoy en el desayuno anteriormente fue una flor; al igual que las sandías, los pepinos, los tomates y todas las frutas que conocemos. Pero ¿cómo lograron ser ese rico alimento?, gracias a un polinizador que se encargó de llevar el polen de una flor a otra flor para que ésta pueda reproducirse; a éste proceso se la llama “polinización”.

 

 

 

La mayoría de las ocasiones, el polinizador no sabe que está polinizando, simplemente está disfrutando de un manjar que la flor le regala. Aquí es donde entra la gran inteligencia de las plantas. Las flores producen distintas maneras de “seducción” para llamar la atención del polinizador: algunas de ellas usan sus colores brillantes y llamativos;  otras usan sus fragancias; y otras incluso ¡los atraen con engaño!, así es, en el caso de algunas orquídeas la flor aparenta ser la hembra del insecto y así atrae la atención del macho.

Picture 3

Pero no creas que sólo engañan y atraen; las plantas también fabrican recompensas para su polinizador, como el néctar (alimento), las resinas (sirven como herramienta de construcción para viviendas de muchos insectos) y aceites (funcionan como perfume para acortejar a la pareja). De ésta forma la flor se asegura de que el polinizador traslade su polen hacia otra flor para poderse convertir en fruto, y el polinizador se asegura de aprovechar al máximo las recompensas que la planta le da.

Ésta relación simbiótica entre planta y animal es tan importante para ellos como para el ser humano, ya que más de 1/3 de los frutos que existen en el mundo son consumidos por nosotros. Siendo así de gran importancia para la economía, ya que la agricultura depende de los polinizadores. ¡¡Y ni hablar de la importancia ecológica!! Más del 90% del total de las plantas dependen de la polinización, ya que es la base para su reproducción: para que pueda germinar una nueva planta se necesita principalmente una semilla, y las semillas se consiguen del fruto.

Me encanta poder conocer de éstas relaciones ecológicas y admirar la naturaleza con un poquito más de consentimiento. Ahora cada vez que te pregunten ¿para qué sirve una flor? Ya podrás contestar de una forma segura. O cada vez que te dediquen el dicho “una flor para otra flor” podrás saber que probablemente te estén diciendo “mentirosa” como aquella orquídea chapucera (solo bromeo). Espero que hayas disfrutado, aprendido y divertido leyendo este pequeño tesoro de la naturaleza. Me despido con un cálido abrazo, y recuerda: voltea a tu alrededor, siente el viento, el sol, la fragancia a campo… Lo tienes todo, no te falta nada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *