MUJERES EN TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN

Escrito por :
wITches

Los equipos de desarrollo de productos digitales tienen que ser tan diversos como los usuarios que los usan. Actualmente solo el 25% de la fuerza laboral global en Tecnologías de la Información son mujeres. Sin embargo, representamos casi el 50% de la población. Es urgente abrir conversaciones de cómo estas brechas repercuten en el desarrollo de una sociedad más equitativa y próspera y qué es lo que tenemos que estar haciendo para cambiar el panorama. Con este fin se crea wITches, una organización que desarrolla y ofrece experiencias comunitarias para fomentar la participación y liderazgo de las mujeres en la industria de las tecnologías de la información.

Las tecnologías de información son – según el diccionario de Cambridge – la ciencia y actividad que utiliza las computadoras y software para guardar, mandar y manipular información.

Las tecnologías de la información han estado cambiando el mundo de una forma sin precedentes estos últimos años. Les comparto una frase que leí hace poco “La revolución tecnológica ya pasó; la tecnología ahora es mundana.” Ahora más que nunca tenemos que empezar a verla, usarla y construirla con un enfoque más consciente y hacernos preguntas sobre ella todo el tiempo.

¿Se han preguntado quién desarrolló la aplicación que usan varias horas de su día? Hablando de aplicaciones que se usan varias horas al día, me encontré este tweet: “Tenemos que dejar de decir el algoritmo y empezar a decir la manera en la que se programó la app.” Me llamó la atención porque hace énfasis en que una persona con su perspectiva y prejuicios crea el código que los usuarios vemos en forma de aplicaciones. No son los programas ni los robots lo que tienen ciertos prejuicios, sino las personas que los crean y así perpetúan y amplifican sus perspectivas. Se han hecho análisis como el de la gráfica de arriba donde se puede notar la concentración de características socioculturales de las personas que desarrollan las tecnologías que usamos hoy en día. En la gráfica pueden analizar que de la fuerza laboral en Silicon Valley la mayoría son hombres blancos. Les recomiendo ampliamente un documental en Netflix llamado “El dilema de las redes sociales”, donde expertos exponen cómo aplicaciones populares como Facebook, Twitter, Instagram, entre otras fueron construidas desde una perspectiva donde los usuarios son el principal objeto de venta y mencionan de la falta diversidad que existen en estos equipos de trabajo.

Pero pensarás, ¿y eso qué tiene que ver conmigo? Tiene todo que ver contigo.
Estas aplicaciones nos están haciendo tomar decisiones, provocan pensamientos, aprendizajes e incontables cosas más. Por eso es de suma importancia prestar atención hacia los equipos de trabajo que diseñan y crean estas aplicaciones. ¿Quiénes son los líderes de los proyectos? ¿Cuáles son los fines por los que se crea esta aplicación? ¿Quién es el producto, yo o lo que veo en la pantalla? ¿Por qué esta aplicación es tan adictiva? ¿Cómo repercute en los usuarios que los que desarrollan estas aplicaciones sean iguales en cuanto a sus rasgos socioculturales?
Para empezar a crear acciones hacia la diversidad e inclusión es fundamental conocer su significado. Hace poco comprendí mejor estos términos por una analogía que nos compartió Irma Zoepf, mentora de wITches. “Diversidad es que te inviten a la fiesta, pero inclusión es que te inviten a bailar durante la fiesta.” Tenemos que trabajar como sociedad para tener diversidad e inclusión en esta industria que es parte de la vida de la mayoría de la población y que ha cambiado la forma de hacer las cosas desde cómo compramos hasta cómo conocemos a otras personas.
En wITches tenemos tres ejes de acción que son inspiración, habilidades e inserción laboral y para cada uno diseñamos experiencias únicas. En nuestras experiencias buscamos que te lleves aprendizaje aplicable, conectar con otras mujeres y que siempre te sientas con la libertad de hacer todas las preguntas que se te ocurran.
¡Te invitamos a unirte a nuestra comunidad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *